sábado, 30 de mayo de 2009

American Way of NUKE

¿Qué hubiera ocurrido si el mundo se hubiera parado en el año 1950?



Imaginaros por un momento que el mundo relatado en las revistas Sci-Fi Pulp de esa época se convirtieran en la realidad, que durante 100 años el tiempo se enconara en esa década, con su American Way of Life, su AntiComunismo exacerbado, con energía nuclear hasta en la aspiradora de casa...



Pero en esta anacronía donde el tiempo se detiene en la bombas - A y donde la República Popular China llega a dominar el eje comunista mundial venciendo los "incidentes" ocurridos con la URSS no todo es inmutable.

En el año 2.077 la guerra fría entre estas 2 superpotencias llega a convertirse en una guerra abierta al disputarse Canadá lo cual dá paso al holocausto nuclear, aunque con la tecnología de 1950.

El resultado sería básicamente el que nos relata la introducción de Fallout 3.



El tutorial del juego nos situa en el Refugio 101 donde deberemos nacer, crecer y pasar nuestra adolescencia en un ambiente orwelliano absoluto: Un omnipotente encargado, monos azules, propaganda ambiental extrema, máquinas habla-escribe... vaya mierda de supervivencia...

Pero ocurre un "incidente" que nos hará salir de nuestro refugio hacia lo que antes era conocido como Washington D.C.

Aquí es donde realmente empieza el juego... y de que manera...

Yo me sentí completamente sobrepasado al salir de ese claustrofóbico refugio para encontrarme con un paraje desolado, inmenso, poblado de las ruinas de lo que antes era la sociedad. No hay indicaciones, no hay caminos, no hay gente... solo tú y el mundo que se extiende hasta más allá de lo que puedas ver.


Eres completamente libre de ir y venir donde te plazca, puedes saquear los restos de las casas o ir a encontrar algún asentamiento de los descendientes de los que sobrevivieron, como por ejemplo Megatón, una ciudad que florece alrededor de una bomba atómica sin explosionar.

Cuando entablas conversación con cualquier personaje puedes responder/actuar de diversas maneras, lo cual repercute en tu karma... si eres un gilipollas actuarán demanera distinta a sí eres un tontón bobalicón que ayuda sin pedir nada a cambio, lo cual puede proporcionarte algún regalillo o alguna información valiosa... dependiendo... o no...

También puedes optar por robar, asesinar y desmembrar, pasando de entablar conversación con nadie... en el Yermo la moral es laxa y la supervivencia es la única máxima a la que atenerse, como en el P.P. por ejemplo.


Pero no todo el mundo resulta ser una persona "civilizada"... encontrarás todo tipo de desperdicios humanos al más puro estilo Mad Max, snobs postnucleares, animalillos mutantes como ratas-topo, moscas gigantes o ¡¡¡mutarachas!!! eso sin olvidar a necrófagos y super mutantes.


Ten en cuenta todo el tiempo a tu PipBoy-3000, que sería el equivalente de una agenda electrónica pero basado en la tecnología/estética retro. Desde éste gestionas el mapa, el invetario, las misiones, tu estado, tus puntos de experiencia... Básicamente el juego es como el Oblivion en casi todos los aspectos (pero diferente, a mí el Oblivion me cansa y de Fallout 3 no me he saciado).

En este punto del juego habrás descubierto que la vista en tercera persona es un truño maloliente por lo que puedes optar entre atacar en primera persona y rezar para que tu experiencia/habilidad/suerte te proporcione un crítico o utilizar un sistema de turnos (V.A.T.S.) donde puedes elegir que parte del cuerpo reventar... ¡¡¡el juego es brutalmente GORE!!!



Cabezas reventando, cuerpos mutilados, gritos, sangre...

Pero no todo es ambrosía en este juego... el ambiente es increible, de lo mejorcito, pero se han olvidado de que los objetos proyectan sombra... hay zonas sombreadas, pero cuando ves como el ciclo día/noche no afecta a ningún objeto... uhm... en los interiores mejora bastante, pero el exterior se queda bastante cojo en este aspecto reduciendo el realismo conseguido.

También se podrían haber estirado con el modelado de los cuerpos y sus movimientos, aunque a lo mejor es una reacción a la radiactividad... que también afecta a alguna que otra textura suelta por allí... pero la cojonuda estética retrofuturista y la perfecta destrucción reinante harán que te olvides de estos detalles nímios.


Es un placer (realmente en serio) pasear sin rumbo por el juego, buscando detalles de todo tipo (carteles, máquinas, automóbiles, basura...) y jugar resulta divertido, pero llega un momento en que todo es bastante fácil (estás forrado de chapas, armas, estimulantes, drogas y te puedes cargar a una pandilla de saqueadores con soltarles un pedo) por lo que subir a "difícil" es lo mínimo.

Hay pocas misiones secundarias y la principal dura poco resultando un poquillo insulsa pero... tienes cientos (incluso más) de rincones que husmear, saquear, explorar, descubrir... y un montón de retazos de información que recoger (campañas publicitarias de productos pre-apocalipsis, cintas de exploradores, museos "what if...")... yo llevo más de 110 horas repartidas en dos partidas inacabadas: Siendo el más bueno y otra siendo el látigo del yermo... y todavía no me he bajado ninguna expansión...

Una película que expresaría bastante bien el rollito del Fallout 3 podría ser una mezcla de "A Boy and His Dog", "Mad Max 2", "Kamizake 1.999" y "Amanecer Rojo".

Si no te he convencido todavía... mirad la edición que me he pillado:


¿Y si te digo que si disparas a los coches provocas explosiones nucleares?

Eso sí, si tienes la Caja Porno Círculo hazte un favor e instálalo o tus retinas sufrirán unos petardeos, parones y relantizaciones que harán que desees vivir sin electricidad... eso sí, aunque disminuya, el puto popping sigue allí, y no hablo de Victor Wooten...

No hay comentarios:

Publicar un comentario